Aumenta las ventas de tu restaurante nivel: dummies.

Anuncio parroquial: esta info es apta para los emprendedores, los que llevan 3 meses en el mercado, para los que llevan 10 años, los que tienen un carrito de perros o para los que recién están considerando tener un restaurante como su próximo proyecto.

Por experiencia propia sé que emprender en este sector no es nada fácil, son muchos los factores que pueden determinar el fracaso o éxito del mismo y es por eso que aquí te doy algunos tips claves y relevantes que serán de mucha ayuda si los pones en práctica.

 

Es muy importe que tengas en cuenta que gran parte del éxito de tu establecimiento se deberá gracias a tu equipo de trabajo. El personal es tu activo más importante y es el reflejo de los dueños.

 

1.Forma a tu equipo

Darle las herramientas adecuadas de venta a tus colaboradores, en este caso los meseros ,es muy importante, enseñarles tácticas para poder saber qué decir, cómo decirlo y cuándo podría aumentar en un 30-50% la factura final de cada pedido. 

Para este caso no estamos hablando de cosas complicadas, ni herramientas de tecnología avanzadas. Todo se trata de la persuasión, como mencioné antes es empezar a conocer los momentos perfectos para comunicarnos dentro de todo el recorrido de pedido del cliente. Tener comunicación asertiva es lo más importante.

Es muy importante que además de los meseros, todos los que hagan parte de tu equipo de trabajo conozcan todo acerca de tu empresa, en especial la carta. Las respuestas como: No sé, no lo he probado, no lo conozco, no sé a qué se refiere o voy a preguntar son inadmisibles.

Dentro de la formación de tu equipo es muy importante tener en cuenta  que los que puedan tener relación directa con la toma del pedido* sepan cuáles son tus productos estrella ,es decir, cuáles generan más rentabilidad, con esto tendrás un margen de ganancia más alto.

*en el caso de un formato de restaurante tradicional serán los meseros y si hablamos de un formato to go o ármalo tú mismo serán los cajeros.

2. El up-selling te llevará alto

Entender el up-selling y podérselo transmitir a tu equipo te servirá de mucha ayuda. Esta técnica se basa en motivar la compra de algo que haría que la compra principal fuera más costosa con una mejora u optimización; al hacer la compra más costosa  desde la compra del producto principal aumentará el valor de la facturación final.

Ejemplo: si tu cliente pide una pizza margarita, tu mesero podrá hacer la sugerencia de adicionar queso fresco y delicioso de búfala o si pide una hamburguesa podrá ofrecerle la más crocante y deliciosa tocineta. 

¿Es fácil no? sin embargo, muchas veces lo más obvio se nos olvida.

3. Conoce tus productos de principio a fin.

Lo hemos repetido varias veces, conoce tu producto, conoce cuál te genera mayor rentabilidad, cuál es más rápido de producir ¡conócelo todo!

De esta manera cuando tu cliente vaya a pedir una bebida en específico tu mesero pueda persuadirlo para que pida otra que te genere mayor rentabilidad. Por otra parte, a las personas les gusta las recomendaciones,  y aquí todo es mucho más fácil pues tu meseros podrán sugerirle los productos que tu les hayas indicado.

Importante:  no solo se trata de que tu equipo sepa cuales productos debe vender, ellos también deben conocerlo todo y con conocerlo todo me refiero a que deben saber a que sabe cada producto de la carta.  Una buena idea es que hagas una reunión antes del servicio y prueben productos de a carta, así los puedes instruir acerca de los mismos. Otra opción es que en el momento en el que el personal deba comer  les des de tu producto.

La mejor manera de vender es que el personal sienta entusiasmo por tus productos y de corazón recomiende los platos que más les gusten a ellos.

4. Recomendar, recomendar, recomendar.

Cuando un cliente solicite recomendaciones lo mejor es no pasar de 3 opciones, de esta manera el cliente no se sentirá abrumado.  Así mismo podrás sugerir las 2 opciones de cerveza que sean más rentables.

Por otra parte, los clientes desean recibir recomendaciones y más cuando van a un lugar por primera vez, es por eso que tus meseros deberán ser proactivos.

La venta más natural y sencilla viene a través de una recomendación sincera. Porque vender no se trata de forzar a los clientes a pedir cosas que no quieren.

Los seres humanos somos agradecidos por naturaleza y es por esto que si logras recomendar algo que el cliente ame, serán puntos de recordación para siempre. La mejor venta viene cuando ayudas a tu cliente a mejorar su experiencia.

5. Habla delicioso.

Debes recomendar todo sugestivamente y que suene delicioso sin llegar al punto de exagerar.

¿Qué tal una torta de limón y amapola recién horneada con una bola de helado y salsa de almendras de la casa?

A pelar a los sentidos es importante, las decisiones emocionales son automáticas ya que se utiliza la parte irracional del cerebro. Esto quiere decir que el 85% de ellas son sin “pensar” y el sí es casi seguro. Esto nos lleva a los siguientes puntos.

6. ¿Quién es tu cliente?

No todas las técnicas funcionarán para todos los que visiten tu restaurante y debes hacerte estas preguntas.

  • ¿Por qué han venido?
  • ¿Qué tipo de experiencia buscan?
  • ¿Están celebrando algo?
  • ¿Qué edad tienen?
  • ¿Cuál es el motivo de su visita?
  • etc.

Esto lo debe saber identificar cada mesero  para poder sugerir lo más adecuado para el momento en el que se encuentren.

7. Sé específico

Hay que hablar concretamente y así mismo podremos expresarnos de manera persuasiva y asertiva.

“¿Van a pedir postre?” Probablemente es la frase qué más escuchamos cuando salimos a cenar y esta forma no ayuda a vender. Sin embargo, decir: “¿Van a probar nuestro postre de brownie con helado?” Es mucho más específico y diferente, aquí podrías sugerir el postre que más rentable de resulte.

Lo mismo sucede con las bebidas, siempre hay que sugerir algo concreto: “Otra cerveza” “Desean otra botella de vino blanco”

8.  No sé qué pedir.

Enfócate en los clientes indecisos, así pidas recomendar los platos que te resulten más rentables.

¿Cómo identificar a los clientes indecisos?

  • Tardan mucho en decidirse.
  • Dicen abiertamente…. “no sé qué pedir”.
  • Realizan muchas preguntas.

9.  Escucha antes de hablar. 

Si los clientes no están seguros de lo que les gustaría comer, hay que formular preguntas para conocer sus preferencias y luego hacer sugerencias en función de sus respuestas. Si no los dejas hablar primero los clientes podrían llegar a sentirse agredidos. 

Recuerda:

Es importante que tú seas el primero que conozca todas las estrategias de marketing y gestión de su negocio para poder transmitirla a todo tu equipo.

 El conocimiento crea confianza y la seguridad ayuda a vender.

Publicado por publicistatrescuartos

Últimamente he estado muy agitada con mi emprendimiento. Mi papá me dice que haga ejercicio para ayudarme con el estrés, sin embargo, encuentro en el escribir la manera perfecta para desahogarme de la cotidianidad. Publista- Pizzera - Emprendedora - Redactora creativa

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: